La industria cultural a manos de la producción artesana

Podríamos calificar que el trabajo realizado en los talleres de la empresa que dirige Alba Tous, se trata de una actividad artesanal pues esos fueron sus orígenes, donde el detalle, la originalidad y el trabajo individualizado hacían de sus piezas algo único. Pero es necesario conocer la definición que se le da en el sector a este tipo de trabajo, ya que se trata de un tema de gran complejidad pues no se maneja un criterio unificado donde se especifique sobre qué tipo de actividades económicas son consideradas como artesanales.

De este modo se podría citar el concepto de artesanía, pero este se ha encargado de evolucionar e ir adaptándose de la manera más variada en el transcurso de la historia de forma diversa a lo largo de la historia adoptado distintas definiciones. En nuestros días encontramos que su definición continúa siendo heterogénea por lo que puede ser analizada desde distintas perspectivas.

Definición de Artesanía

Si se toma como un producto folklórico, la artesanía se ha encargado de conformar los rasgos que son distintivos en la identidad de una comunidad, pero también de sus individuos y del colectivo. Tal proceso se ve determinado en gran medida por el medio ambiente y su realidad cultural, social y económica. Pero además, por las artes, creencias, valores, diversas prácticas e innumerables tradiciones que son transmitidas de generación en generación, sugiriendo una memoria que se encarga de habitar en el presente otorgándole valor a las experiencias ancestrales en la cotidianidad de su quehacer.

La Artesanía puede ser concebida desde tres dimensiones:

El artesano como tal, que es el creador y por ende el constructor de la cultura.
La actividad artesanal: se trata de un proceso donde son aplicadas las distintas técnicas y prácticas artesanales tradicionales, pero también las contemporáneas como un proceso productivo que se encarga de proveer medios de vida a quien la produce, es decir, el artesano.
El producto artesanía: abarca la expresión de identidad y de cultura autóctona tanto regional, como nacional.

La artesanía actual

La artesanía es una actividad que se encuentra en constante reinvención de la mano de quienes son los más jóvenes creadores y diseñadores, pero también de los que se reconocen como maestros artesanos, quienes con su frescura y recalcada osadía, se dedican a convertir a esta actividad ancestral en un laboratorio colmado de experiencias sensoriales, emocionales y simbólicas. La importancia económica que reviste la actividad artesana no es importante por sí misma, sino por la conexión que mantiene con diversas actividades y sectores de la economía. Cuando se incluye al sector artesano dentro de la industria culturale, ello denota la gran importancia económica que esta conlleva para el desarrollo para una región.

Si se enfoca a la artesanía, incorporandola como parte integral de las industrias culturales, entonces se torna un factor relevante a ser considerado dentro de las economías modernas; y no solo porque contribuye con el crecimiento económico de los distintos países, sino porque genera empleos e ingresos, pero además ayuda a transmitir y a mantener las raíces culturales e identidad de las naciones.