La artesanía como herencia cultural y tradicional

Para muchas personas si no posees estudios como por ejemplo un master en administración, y te dedicas a la producción de artesanías, no se le da el verdadero valor a tal actividad. Pero con una visión amplia y emprendedora, los jóvenes están llamados a reinventarse como diseñadores y creadores herederos de los maestros artesanos, quienes mediante sus trabajos y diseños representan la osadía y frescura como una suerte de laboratorio sumergido en experiencias simbólicas, sensoriales y emocionales.

Pero más allá de esta percepción, la actividad de los artesanos ha evolucionado por la conexión ancestral que conserva con diversos sectores de la economía y otras actividades a fin. En el momento en que se incluye al sector artesano en la industria cultural, este se convierte en un rubro de suma importancia para el desarrollo económico de las regiones.

Las economías modernas presentan como un factor importante la producción de las industrias culturales y no solo por su contribución con el sector económico, sino porque colaboran con la conservación y transmisión de las raíces culturales, así como la identidad de las distintas naciones. En la actualidad notamos con satisfacción que la artesanía se encuentra tomando las riendas de la situación para resurgir conjuntamente con el mundo del diseño enfocado en distintas perspectivas, cargados de contenido del saber artesanal, con valores emocionales y sensoriales. Todos estos cambios están alentando la diversificación de la demanda artesanal en muchos mercados a nivel mundial, a partir de los cuales se ha utilizando en distintos canales comerciales como una estrategia de comunicación diferenciadas.

A raíz de ello, gran cantidad de artesanos se han vuelto a plantear su actividad desde una perspectiva sociocultural a través de la divulgación, talleres e incluso, el ocio. Pero también, ha hecho su escalada en distintos mercadillos temáticos, donde tienen su origen diversas actividades cuya demanda no ha dejado de incrementarse. Aunque ello no es exactamente una alternativa viable para los artesanos que se encuentran sumamente comprometidos con otras actividades creativas.

¿Cómo se encuentra en la actualidad el sector artesano? 

Tratándose de ser parte integral de la una cultura, el sector artesano se encuentra en una constante evolución y modificación, con lo cual nos surge una importante interrogante continua modificación y evolución. A partir de esta premisa, se desarrolla la interrogante de cómo es posible reinventar y reinterpretar la artesanía a partir del trabajo de sus creadores en las manos de las industrias culturales.

De manera que, se convierte en preponderante hacer una reflexión en torno a la producción artesanal como un producto netamente folklórico y como un dilema que se plantea entre la artesanía y el arte. Una opción viable podría ser, analizar los diversos procesos de transformación de lo que se conoce como producto artesanal para las industrias culturales, lo cual conduce a una reflexión sobre los procesos de intervención, es decir, el diseño y su comercialización, enfocados en la artesanía popular y la relación que existe entre los artesanos, usuarios y comercializadores finales.