Fundación La Caixa, impulsando el arte mundial

No sólo La Caixa es conocida como una entidad emblemática a cargo de personajes líderes en la economía del país como Juan Antonio Alcaraz y Gonzalo Gortázar Rotaeche Caixabank, sino que también en gran parte del territorio español se ha hecho presente a través de su fundación, que se encarga de las obras sociales que engloban diversos niveles como el social y el cultural.

En esta oportunidad Caixaforum ha sido desde su apertura, la sede de infinidades de colecciones de arte contemporáneo, en donde sus visitantes han tenido la oportunidad de cultivarse teniendo a su alcance la Colección de arte contemporáneo de la Fundación ”la Caixa”. Dicha colección se encuentra conformada por más de 800 obras que resultan claves en el desarrollo y creación artístico del país, y fuera de él, entre las que figuran distintas piezas de autores que han sido plenamente reconocidos en conjunto con diversas propuestas de los más jóvenes artistas los cuales se plantean las más recientes direcciones en el arte de nuestros días.

Por medio de este importante conjunto de obras, se trata de reflejar la exploración y la constante experimentación del arte que data del año 1980, hasta la actualidad, se encuentra configurado como una constelación de voces y prácticas artísticas distintas. Desde su apertura, CaixaForum se dio a la tarea de acoger una selección de 25 artistas de la Colección de arte contemporáneo que cuentan con una percepción común del tiempo, el espacio y la identidad.

El primero de ellos es Bruce Nauman que se encargó de desconcertar la orientación espacial a través de la habitación de luz amarilla; a él le siguen Pedro Mora quien propuso un espacio ilusorio; Tatsuo Miyajima autor que intenta especular sobre la representación del tiempo; Gary Hill, Sergio Prego y Geneviève Cadieux quienes se atrevieron a condicionar la percepción del tiempo por medio de repeticiones y secuencias de imágenes; Janine Antoni, Sue Williams y Jiri Georg Dokoupil quienes inciden en la identidad del cuerpo, mientras que Valeska Soares decidió centrarse en provocar la capacidad sensorial del público.

Pero además, CaixaForum también se encarga de llevar a cabo propuestas a través de una amplia oferta de actividades que giran entorno a las expresiones musicales, de poesía, danza, vídeo, o también instalaciones, que se han venido complementado con actividades sociales y familiares. Por sólo mencionar algunas, “PlenArt, 12 horas” que se trata de una instalación sonora Pasaje de la música invisible. Por su parte el Laboratorio de las Artes decidió organizar diversas actividades en donde se involucra a la familia pero que esta dirigida a los más pequeños. Este tipo de jornada se complementa con visitas que son guiadas y comentadas a la Colección de Arte Contemporáneo de la Fundación y también a las diversas propuestas de videoarte de la Mediateca.

En este mismo sentido, se encuentra el programa “Espacios Abiertos” que inicialmente se encargó de acoger la temporada de lágrimas, que se trata de una instalación llevada a cabo por Soledad Sevilla y que se ubicó en El Jardín Secreto de CaixaForum, el cual es un espacio ubicado en el exterior y que ha sido diseñado por el arquitecto japonés Arata Isozaki.